fbpx
  • Moneda 921, Santiago, Región Metropolitana
  • +56 (9) 5525-4182
es ES en EN

Nuestros Artículos

Conoce nuestros contenidos destacados de nuestro grupo de especialistas y expertos

Si el ritmo del mundo antes del coronavirus ya era rápido, el tiempo hoy aparece como un lujo escaso entre las empresas y organizaciones que alguna vez diseñaron su estrategia digital para ser implementadas en períodos de uno a tres años y que ahora deben escalar sus iniciativas en cuestión de días, semanas o un par de meses. Y Latinoamérica no puede quedarse atrás.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de participar en MindTalk (conferencia sobre innovación público-privada organizada por el Gobierno Federal de Alagoas, un pequeño estado del nordeste de Brasil - muchas gracias Thiago Avila). En esa oportunidad hablé sobre el desafío que enfrenta latinoamérica (en específico) y el mundo (en general) en relación a la Revolución Industrial 4.0 y mi axioma era sencillo, el desafío no era la tecnología, sino que las personas. Aparentemente no todo el mundo comparte esa visión ...

Sin duda la automatización de procesos es algo que las empresas comienzan a explorar constantemente en nuestros países (según el último estudio de la consultora tecnológica Everis - "Hybrid Operations" (2019), el 64% de las empresas latinoamericanas está en proceso de prueba de algún tipo de herramienta de automatización, mientras que el 52% ya cuenta con sistemas automatizados en operación y un 23% con una política para la gestión de "bots").

Hace sólo poco tiempo atrás vivíamos en un mundo rodeado de todo tipo de dispositivos “inteligentes”. Sin embargo el rápido avance de la tecnología ha acuñado un nuevo concepto para acompañar la denominada 4a Revolución Industrial, hablamos de lo “artificial”. Hoy, el término Inteligencia Artificial (IA) crece con fuerza sobre todo en la industria de los smartphones con sus pequeñas y potentes cámaras y la robótica que automatiza los procesos industriales.

El año 2020 nos trajo, como ningún otro antes, el escenario más incierto en muchas décadas. Algunos han llegado a calificar esta pandemia como un "cisne negro" (expresión acuñada por el inversionista libanés Nassim N.Taleb para explicar el impacto "negativo" de los eventos altamente improbables).

La rápida migración y adopción de las tecnologías digitales, producto de la pandemia del Covid-19, continuará después de que la situación se supere. Recientes estudios revelan que la adopción digital temprana tanto de consumidores, ciudadanos y/o empresas que iba a tomar 5 años, se aceleró en los últimos meses.

Comienzo repitiendo una frase muy en boga actualmente, “estamos viviendo la revolución de la Industria 4.0”. ¿Pero qué significa eso? ¿Cuáles son las implicancias sociales, laborales, tanto en amenazas como en oportunidades?

La revolución de la Industria 4.0 no es otra cosa que la incorporación de la Robótica (RPA o Robotic Process Automation) y de la Inteligencia Artificial en los procesos de negocio, tanto internos como de relación con clientes y proveedores.

0
Acciones