Deseo brindar algunas ideas entorno a la importancia de incluir enfoques de género, principalmente sobre masculinidades en nuestro trabajo. Para ello, planteo dos preguntas: ¿Por qué sigue vigente hablar de igualdad de género cuando nuestras sociedades ya la han conseguido? ¿Cuál es el rol de los hombres para avanzar en la igualdad de género y desarrollo de los países latinoamericanos?

Parto con la idea de que género es la categoría que se refiere a las primeras relaciones de poder entre individuos adscritas a lo que la sociedad entiende por diferencia sexual. Esta diferenciación está generalmente relacionada con una naturalización de los roles de hombres y mujeres lo que causa desigualdades entre géneros y pone en desventaja a determinadas poblaciones, dificultando así su acceso a recursos, reduciendo sus posibilidades a vivir una vida menos precaria, a conseguir un empleo formal, a ser tratados sin violencia (Nathalie Trejo, Conferencia Violencia de Género en las redes sociales, Facultad de Jurisprudencia, PUCE, 2016)

¿Por qué sigue vigente hablar de igualdad de género cuando nuestras sociedades ya la han conseguido?

En América Latina hemos experimentado grandes avances (ver este artículo del BID, la Igualdad de Género funciona) con respecto a la paridad de hombres y mujeres en cargos públicos, en el mercado laboral formal, en la educación primaria, secundaria y superior, otros. Sin duda, estos logros tienen un impacto directo en los índices de pobreza de los países de la Región. No obstante, los enfoques de género que se proponen a nivel regional superan la visión de paridad -aunque no la excluye, ya que tenemos la responsabilidad por mantenerla- para dar paso a un reconocimiento consciente de la inequidad estructural que organiza la división regional de trabajo manteniendo a las mujeres, jóvenes y otros grupos en estados de vulnerabilidad y desprotección constantes.

igualdad de genero ods 5

Para dar algunos ejemplos, de acuerdo a la OIT (2013) las mujeres tienen una tasa de desempleo del 9,1% en comparación con la de los hombres que es 6,3%. También se conoce que la proporción de mujeres (53,7%) trabajando en condiciones de informalidad es mayor a aquella de los hombres ( 47,8%), esto implica altos grados de desprotección social, mayores índices de exposición a la violencia, menores ingresos y mayor precariedad de sus condiciones de vida. En lo que se refiere al femicidio como fenómeno paradigmático e la violencia de género, según datos de la Cepal al 2014 Colombia encabeza la lista de feminicidios por parte de parejas actuales o ex parejas con un 88% de femicidios, seguido por Perú (83%) y República Dominicana (71%).

Esto me lleva a la siguiente pregunta: ¿Cuál es el rol de los hombres para avanzar en la igualdad de género y desarrollo de los países latinoamericanos?

Es también en las últimas décadas que las agendas regionales, nacionales y locales han dado énfasis en el involucramiento de los hombres para reducir brechas anteriormente mencionadas. Se necesita construir nuevas formas de masculinidades: América Latina se caracteriza por ser una de las regiones donde la violencia machista, y la socialización de hombres y mujeres desde “masculinidades hegemónicas, dominantes” son dos de algunas variables que explican la inequidad estructural de los países. Por lo tanto, las agendas de desarrollo requieren de metodologías creativas para entender las relaciones de género con el fin de crear propuestas de igualdad de género trabajadas con sociedad civil y gobiernos y que se evidencien en las políticas públicas nacionales y en las agendas de desarrollo comunitarias.

Nota: ver también las metas del Objetivo #5 de los ODS sobre Igualdad de Género

 

 

Sobre el Autor
Nathali Trejo
Docente, investigadora en Género y Desarrollo de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Experta en Cooperación al Desarrollo y Gobierno Local con énfasis en Mujeres, Violencia y Pobreza Infantil en América Latina y el Caribe. Con experiencia en Investigación y Análisis Cualitativa (ATLAS.TI, Gestión Conocimiento).

Canal de Videos

0
Shares
0
Shares